Niveles de Creatividad según Saturnino de la Torre

Saturnino de la Torre

torre.jpg

Saturnino de la Torre, tiene 69 años, nació en Valladolid y vive en Barcelona. Doctor en Filosofía y Letras. Lleva trabajando, estimulando e investigando sobre creatividad 38 años. Tiene 2 hijos y 2 nietos. En política le parece prioritaria la ética por encima del discurso, cree en la trascendencia. Catedrático de Didáctica e Innovación Educativa en la Universidad de Barcelona, ha aprendido, como profesor, en los niveles educativos de Educación Primaria, EGB, BUP, FP, alternando, cuando era posible, estas enseñanzas con las universitarias. Su larga experiencia en la práctica docente le ha permitido vivir la dificultad de integrar teoría pedagógica y práctica educativa. Considera que el profesor ha de ser un profesional de la educación innovador y creativo. La creatividad y la innovación son procesos que se aprenden. En sus más de veinte años de docencia universitaria ha profundizado en temas como la creatividad, la innovación, los estilos de aprender, el tratamiento didáctico de los errores, etc. Como maestro cree en lo importante que es el cariño, el trato, el generar confianza… Transmitir al alumno la idea de que crees en él. Todo alumno tiene al menos una capacidad que le hace sobresalir; debemos ayudarle a encontrarla, porque cuando a una persona se la reconoce, crece y se entrega al aprendizaje. La ciencia cada día está demostrando que pensamiento y emoción están unidos, así nace un nuevo concepto…Sentipensar.

Ha dirigido Programas de Doctorado sobre Innovación Curricular y Formación del Profesorado e intervenido en Congresos Nacionales e Internacionales con aportaciones sobre la creatividad, tema en el que ha destacado por sus publicaciones, apareciendo en el Who is who in Spain y en el Diccionario Biográfico Europeo (DBE). Imparte una asignatura sobre creatividad aplicada, trabajando actualmente sobre la evaluación de la creatividad. Entre sus múltiples publicaciones cabe destacar: Educar en la Creatividad (Narcea, 1982, 1987); Guía bibliográfica reseñada de las CC. EE. Ediser, 1983); Creatividad Plural (PPU, 1984, 1993); Textos de Pedagogía (PPU, 1985); Aproximación bibliográfica a la Creatividad (PPU, 1989); Evaluación de la Creatividad (Escuela Española, 1991); Manual de la Creatividad (Vicens Vives, codirector, 1991); Aprender de los errores (Escuela Española, 1993); Didáctica y currículo (Dykinson, 1993) Innovación curricular (Dykinson, 1994); Errores y currículo (PPU, 1994) L'innovació educativa a Catalunya (PPU, 1995); Les innovacions educatives (Eumo, Coordinador, 1995).

Según De La Torre (2003), una conciencia colectiva que propicia la creatividad es aquella que promueve la tolerancia, valora la independencia de pensamiento, presta atención a la diversidad, reconoce el esfuerzo, premia la iniciativa, valora positivamente nuevas ideas. Sin embargo, para lograr estos aspectos estimulantes, todos los actores deben estar integrados en uno sólo, y no ser vistos parcializados, ya que esto no permitirá la construcción de un momento nuevo en el cual se logre mejorar nuestro sistema educativo.
Este proceso debe ser expansivo, de modo que llegue a todos nuestros niveles educativos y a todos los rincones de nuestro país, ya que de nada sirve un momento creativo que solucione una situación dad si no se proyecta en el tiempo y en el espacio.


Niveles de Creatividad según Saturnino de la Torre

creatividad-01.jpg

Saturnino de la Torre, nos resume en sus cuatro puntos cardinales lo que significa educación creativa: ser (convicción), saber (reparación), hacer (estrategia), querer (persistencia). En definitiva, podríamos decir que la enseñanza se convierte en un proceso creativo cuando el individuo ve la necesidad de mejorar sus técnicas y estrategias de enseñanza; piensa en varias alternativas a la hora de solucionar un problema; aporta experiencias pasadas, nuevos conocimientos y enfoques para solucionar un problema; tiene la intención de aplicar principios de enseñanza creativa científicamente desarrollados; utiliza lo que ha aprendido de sus estudios y experiencias educativas.
.


Si buscamos que la creatividad forme parte del currículum ya sea como capacidad o como actitud, debería ocurrir que (Torre, 2003):
.

  1. Se recogiera entre los objetivos: la imaginación, la originalidad, la flexibilidad, la inventiva, el ingenio, la elaboración, la espontaneidad, la sensibilidad, etc.
  2. Se planteara en cualquier contenido curricular.
  3. Las estrategias docentes y actividades discentes se caracterizarán por su pluralidad.
  4. Los recursos y materiales de aprendizaje han de ser tan variados como la metodología.
  5. La evaluación, piedra de toque en cualquier reforma, debería: utilizar una evaluación polivalente que recoge información a lo largo del proceso; valorar las aportaciones personales de los alumnos; tomar en consideración la aplicación o transferencia a otros contextos de lo aprendido por el alumno.

PILARES DELA ENSEÑANZA CREATIVA

La enseñanza para la mejora y desarrollo de la creatividad en espacios educativos ha de descansar en cuatro pilares: el maestro, el alumno, el clima educativo y las técnicas o programas creativos.
.
.

maestro2.jpg

El Educador

En torno al educador creativo hay dos constantes: el educador como líder y, el educador como educador y mediador. La pregunta clave es, como dice Torre (2006) es, no tanto qué aprenden los alumnos, sino qué enseño yo como educador, como docente. Se trata más de que el educador tenga claro los objetivos, las metas y los contenidos que maneja, que la cantidad de aprendizaje del alumno.
.
.

El Alumno

alumnos3.jpg

Aunque parece una trivialidad, queremos resaltar en primer lugar, que la participación del alumno en el proceso de aprendizaje es una condición necesaria. Hasta tal punto que resulta imposible aprender si el sujeto no realiza una actividad conducente a incorporar en su acervo personal bien una noción, definición, teoría, etc. Naturalmente, esto se afirma para todo tipo de aprendizaje sea o no creativo, pero, en este último caso, todavía más.
.
.

El Clima

Torre (2003), realzando la vertiente social de la creatividad, señala para el entorno educativo las siguientes características que lo concretan:

alumnos2.jpg
  1. Riqueza de estímulos. La abundancia de estímulos se demuestra eficaz en el desarrollo de las habilidades cognitivas y de la creatividad.
  2. Interacción y transformación. En el proceso creativo concurren una serie de interacciones entre los recursos del sujeto, lo que se pide de él y la presión del medio.
  3. Polinización de ideas. Es muy importante fomentar la comunicación de ideas entre los miembros del grupo. La flor no polinizada raramente llega a dar fruto.
  4. Cultivo de la creatividad. Aunque pueda desarrollarse de forma natural, la creatividad es como un grano de trigo que sólo produce riqueza cuando se cultiva. Las técnicas creativas serían los instrumentos y herramientas de apoyo. Cultivar la creatividad significa tenerla en consideración a la hora de realizar el diseño curricular de un determinado contenido o planificar actividades no escolares. La creatividad ha de estar presente en todos los componentes curriculares.
  5. Obstáculos y restricciones de la creatividad. El aferrarse al plan trazado, aunque los resultados sean escasos. El alumno que, influido por el deseo de alcanzar buena nota, trata de reproducir cuanto el profesor ha dicho, aunque existan otros puntos de vista, está deteriorando su libertad de expresión.

Recursos Metodológicos y Técnicos

alumno-compu.jpg

Hoy, casi todo el mundo está convencido de que es necesario desarrollar el potencial humano creativo y que, de no hacerlo, estaríamos ante un yacimiento que no explotamos. Además, se sabe que el desarrollo de la creatividad obliga a una relación diferente entre el maestro y el alumno, así como entre los mismos alumnos. En todo caso, se hace necesaria la intencionalidad manifiesta y la actuación consecuente, a partir de una teoría científica que desarrolle la creatividad. Saturnino de la Torre está convencido de que la creatividad es ametódica, que la creatividad es el método de enseñanza en realidad, que el promover la creatividad no es otra cosa que introducir la creatividad en los métodos de enseñanza. Dicho con otras palabras, el método creativo de organizar la acción al aplicar el método didáctico.
Todo ello significa para Saturnino de la Torre, un cambio de estrategia en el que el punto de origen no es el mensaje (finalidades y objetivos) sino el cliente, el alumno. Porque de qué sirve un excelente contenido si carezco de destinatarios. Cómo difundir las ideas si no tengo quien las escuche o lea. El primer paso es pues, atraer, motivar, predisponer a recibir el mensaje y en función de los intereses de los destinatarios codificar contenidos y estrategias

La enseñanza creativa debe reunir características como:

  • La creatividad debe encontrarse entre los objetivos de enseñanza, en cualquier área curricular.
  • Ser de naturaleza flexible, tanto en materiales como en métodos y contenidos curriculares.
  • Buscar la motivación intrínseca más que la extrínseca, estimulando la curiosidad y confianza en sí mismo.
  • Fomentar la autoevaluación, que favorecerá la reflexión y la autodirección del proceso de enseñanza aprendizaje.
  • Favorecer interrelaciones entre personas, materiales y contenidos diversos.

Por otra parte, las tres propuestas que se recogen, para mejorar la creatividad, hacen referencia a un conjunto de contingencias que han de confluir para asegurar cierto éxito en la mejora. Desde factores generales:

  • Habilidades de aprendizaje, métodos de enseñanza, conductas del docente, compañeros, peligros de la educación.
  • Factores sociales: socialización, actitudes, control, premios, diferencias individuales.
  • Enseñar con el ejemplo a través de: afirmación de propósitos e intenciones, construcción de habilidades básicas, adquisición de conocimientos, curiosidad, motivación, autoconfianza, pericia y rendimiento propio.
  • Fomentar creencias de apoyo a la creatividad, oportunidades de elección, autodirección, técnicas para el rendimiento creativo, equilibrio entre libertad y estructura.
  • Requisitos: desvalorizar las notas, la creatividad como contenido lícito, reconocimiento verbal al trabajo creativo, aliento para presentar los trabajos en concursos, utilizar combinación de motivadores.
creatividad-02.jpg
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License